TRATAMIENTO

TRATAMIENTO ESTETICO Y NARRATIVO

En sus aspectos generales, la composición estético narrativa del documental, está basada en la interacción de dos ejes principales que se afectan entre sí:  El recorrido actual de Leopoldo en el marco de su investigación y las fotos, imágenes, revistas, microfilms, diarios; que va encontrando  como resultado. Así, la relación pasado- presente, se unifica y retroalimenta  por su concordancia temático-conceptual  y  por la voz del protagonista que articula la información y las reflexiones.

 

IMAGEN

Cámara:

Se utilizan los teleobjetivos para aislar a los personajes registrados en la actualidad y conducirlo al espiral de lo histórico. Los planos cerrados facilitan encapsular la acción cotidiana para realizar un montaje conceptual en función de un texto.  Así también, nos permiten, en el caso de Leopoldo, expresar sus sentimientos en los gestos mínimos. Y en los personajes observados, como los miembros de la Sociedad Rural, describirlos humana y socialmente, desde lo sutil de sus gestos cotidianos. Desde lo micro, se sintetiza lo macro. Y permite que lo no dicho textualmente intervenga activamente en el relato, sumando otro nivel de lectura.

Los planos generales son  de establecimiento de espacio y situación. En donde el lugar oprime al personaje, intervienen  planos generales que empequeñecen y devoran al protagonista; y se los  conjugan  con planos cercanos en donde se observa su ahogo emocional.

Los espacios:

La búsqueda de una reflexión sobre el pasado de Leopoldo está marcada por su presencia e interacción, en lugares que lo conecten precisamente al tema tratado o en donde desarrolla el proceso de su investigación.  Así los espacios escogidos fueron:

Sociedad Rural, Biblioteca Nacional,  Museo del Cine, Casa de Leopoldo, Catedral Metropolitana,  Faro del Pasaje Barolo, Escuela de Mecánica de la Armada  y Casa de Gobierno,  en donde se conecta con elementos,  archivos y documentos reveladores.

Se exploró cinematográficamente estos lugares.  A la puesta estética y narrativa de la cámara se le dio un carácter kafkiano, intimista y oprimente. Se transmite como afecta psicológicamente esta investigación al protagonista, se advierte su soledad, se siente lo laberintico de este recorrido. Lo oculto para la sociedad de lo que va descubriendo. Este suspenso psicológico atraviesa lo político e histórico.

El presente y el pasado se instalan como una unidad.  Los laberintos, pasillos, subsuelos, archivos que recorre hoy se transforman en un  “no lugar”. En un medio para atrapar los fantasmas de la historia y descubrírselos al público de este film.

Por ejemplo,  los periódicos golpistas de Crítica no se presentan en animación sino desde la acción de investigar sobre los microfilms, estos a su vez dan pie al material de archivo. La biblioteca nacional, parece ser una capsula aislada en espacio-tiempo  de la ciudad y su vida cotidiana.

El espectador nunca sale del espiral hipnótico generado desde lo estético y narrativo, de un túnel del tiempo.

Incluso en las situaciones de registro directo como en los remates de la Sociedad Rural, que es en donde mas se despega de la influencia del  pasado por su carácter observacional en lo realizativo, la carga dramática con que ingresan los personajes está marcada por lo sucedido hace mas de 100 años. En la Sociedad Rural el registro parece ser más cotidiano, pero los personajes son como espectros  del pasado accionando en la actualidad. Es la permanencia histórica de la clase dominante, en donde sus facciones, actitudes y vestimentas son anacrónicas.

Como un ángel solitario de la historia, su refugio es el faro del pasaje Barolo, en donde puede observar desde las alturas el Congreso y la Ciudad de Buenos Aires. Desde allí conectará a diferentes reflexiones personales.

Fotos y Animaciones:

En el recorrido por la primera parte del film, dominan las fotografías, dado que básicamente no hay archivos filmados de los hechos narrados.

Todas las fotos están animadas en el programa 3 D Studio Max, dado que nos permite elegir libremente el movimiento de cámara.  Esto le da al film mayor fluidez, como si la imagen en movimiento continuara,  evitando el estancamiento que arrojarían movimientos limitados a los motion de edición. Así a pesar de ser fotografías, su montaje y desplazamiento permiten potenciar climas de tensión como en la represión de la Semana Trágica. Esta estética siempre es complementaria a la utilización dramática del sonido que la sostiene.

Se observa que hay fotos que ingresan por si solas y otras que están incorporadas a una animación mas compleja.  Dado que se exploró para la estética de estas últimas en el recurso del investigador que va hallando elementos ocultos del pasado dentro del clima de un archivo histórico fotográfico.

Por esto es importante la presencia de luces puntuales y sombras sobre las mismas, que generan el ambiente de cierto misterio revelándose en el presente.   Como así también  su colocación en muchos casos, dentro de fondos que simulan un álbum o un soporte de archivo fotográfico.  Así, las inscripciones informativas que las rodean, no son digitales, sino que son escaneos de máquina de escribir. Para respetar y potenciar la verosimilitud estética.

Archivo Fílmico:

Para el archivo fílmico se trabajo principalmente con el Museo del Cine y con el Archivo General de la Nación. El material de archivo no se incorpora de forma ilustrativa, sino que se escogen las imágenes que permiten explorar el montaje ideológico y de fuerte carga sensorial. Las secuencias de montaje que contienen a los textos de propaganda fascistas y nacionalistas golpistas, están montados en la actualidad con imágenes históricas, pero inspirados en el cine de propaganda de la década del 40, dándole una identidad estética que transporta al espectador a los mecanismos de seducción cinematográficos del discurso fascista.

SONIDO

Bandas sonoras:

El trabajo dramático y expresivo del sonido es fundamental en este film basado en el montaje.

Tiene mucha importancia la relación directa entre la imagen con el sonido que la envuelve. Forman una unidad narrativa y expresiva.

La atmosfera sonora es intima y psicológica en composición conjunta con el thriller de suspenso y dramático. Está diseñada en virtud de representar el impacto que las situaciones narradas generan en el estado del protagonista, por más que este esté presente, en su mayor parte, solo con la voz.  El sonido directo solo ingresa en lugares muy precisos.

En general, el clima de tensión sonoro es prácticamente continuo y ascendente. Apela a potenciar el  interés del espectador, a atraparlo,  como así también a su incomodidad, a su provocación ante lo que observa.  Pero esto se rompe con subjetividades románticas que acompañan la memoria emotiva del protagonista o su identificación ideológica (revolución rusa-sindicatos de izquierda);  en oposición a los actos y personajes de la derecha nacionalista.

Por esto, abunda el siguiente esquema:
A- Banda de sonidos incidentales. B- Banda de atmosfera de fondo. C- Banda de voz. Muy pocas veces estos tres canales están solos, se retroalimentan.

A – Los sonidos incidentales son generalmente irreales, con la intervención de varios filtros,  explorando en atmosferas psicológicas y sensoriales. Es un trabajo que permite transmitir el punto de vista del protagonista sobre las imágenes, por más que su texto, en muchas escenas,  sea solo informativo.

B- La atmosfera de fondo,  su tratamiento es igual al de los incidentales, y su función es incorporar al espectador  al clima general  que exige la escena, conduciéndolo entre una y otra escena. Así por momentos es una atmosfera de suspenso, la cual se puede transformar  en una banda musical, tanto complementaria como contrapuesta.

C- Bandas de Voz: 

La voz principal:  Si bien el film tiene la narración en off del protagonista, se distancia su tono  de la de un locutor omnisciente neutral. Tiene un acento cálido, íntimo y testimonial de un hombre mayor que recuerda, su historia y la de su país.  Como si contara un cuento a un grupo de jóvenes.

Los textos leídos por los actores:  Para llevar al lenguaje cinematográfico los textos de los periódicos nazis argentinos, órganos de prensa de las organizaciones nacionalistas locales, se decidió trabajar con actores que leyeran los mismos.  Estos  son Cristina Banegas y Tony Vilas. Se trabajó dos tonalidades opuestas, la marcial, dada para los bandos militares, por ejemplo.  En donde la voz masculina domina. Y la sentimental, que expresa la pasión por los dictadores y su mandato, como otro ejemplo.  Aquí la femenina. En todos,  reina la certeza, envuelta en arengas o en reflexiones que apelan a convencer al otro.

 

ESTRUCTURA NARRATIVA

El film tiene una duración de 110 minutos.

Se puede dividir en 3 partes:

1-      Hasta 1930: Proceso de configuración política e ideológica  del nacionalismo.

2-      Desde 1930 a 1945. Punto de giro. Con el Golpe del 30’ el nacionalismo llega al poder. Impacto de  la ideología del fascismo Italiano y el nazismo, en el nacionalismo argentino.

3-      Años 70’: La militancia cinematográfica y política de Leopoldo. Dictadura militar: La ideología nacionalista en su mayor expresión. Persecución y desapariciones.

La estructura narrativa es cronológica, para ordenar la evolución de lo hechos históricos a la comprensión asociativa del espectador.

La voz en off de Leopoldo es  la voz narradora. Esta tiene tres niveles:  Informativo, conceptual y emotivo.  A medida que avanza el film, es cada vez mas intima, y la información va cediendo a la percepción subjetiva de su memoria.

Esto es porque en  la primera parte hasta la Patagonia Rebelde, el  discurso es básicamente informativo.  Con Leopoldo como observador en las situaciones de registro directo y con algunos contrapuntos ideológicos en el montaje.

Pero en la segunda parte, a partir del Golpe del 30’ que es el principal punto de giro,  comienza a producirse la transición en el discurso. La película es principalmente conceptual  y  sensorial  con la embestida de los textos de los periódicos fascistas. La información se siembra de base o como un disparador.

En la tercera parte, en los años 70’, los recuerdos personales de Leopoldo son la guía, ya no los hechos históricos. Es una situación sumamente psicológica, el lenguaje informativo ya no es la primer herramienta discursiva expuesta, aunque nunca deja de estar presente en otros niveles.

Otros narradores directos son: la gráfica diseñada  u original, los textos fascistas leídos por los actores, los documentos y los entrevistados.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: